10 enseñanzas de El hombre más rico de Babilonia

el hombre mas rico de babilonia

Estamos ante un clásico en los libros de inversión del que se ha escrito y hablado mucho. El hombre más rico de Babilonia podría pasar fácilmente por un novela de ficción pues es muy entretenido de leer. Ha pasado algo de tiempo desde que comenté que empezaba a leerlo y de hecho lo acabé en apenas una semana, pero el verano y otros proyectos me han ido aplazando el post.

Pincelada de cada capítulo y frases a recordar

Es un libro con diferentes historias de Babilonia todas relacionadas con la economía. Hay que tener en cuenta que Babilonia fue uno de los imperios más poderosos de su tiempo con una base económica sólida basada en la agricultura y el comercio. Así que no es al azar la elección de Babilonia como epicentro de un libro sobre economía y ahorro.

Capítulo 1. El hombre que deseaba Oro.

Presenta a unos trabajadores inmersos en una rueda de ratón pero con el ferviente deseo de salir y ganar más dinero. Esta inquietud les hace ir a visitar a Arkad, el hombre más rico de Babilonia en busca de consejo.

Capítulo 2. El hombre más rico de Babilonia.

Arkad les cuenta un poco sus inicios pues el era un trabajador como el resto.

«El que toma consejo de sus ahorros de uno que es inexperto en tales asuntos, pagará con sus ahorros la falsedad de sus opiniones.»

«Encontré el camino a la riqueza cuando decidí que una parte de todo lo que ganaba era mía para ahorrarla.»

«Tu te comes los hijos de tus ahorros. Luego ¿Como esperas que ellos trabajen para tí?»

Capítulo 3. Los siete remedios para llenar una bolsa vacía.

En este extenso e interesante capítulo de El Hombre más rico de Babilonia,  Arkad da una clase magistral explicando como ha conseguido ser lo que es aplicando los siete remedios para una bolsa pobre.

1-Comienza engordar tu bolsa.

«Por cada 10 monedas que coloquen dentro de la bolsa, saquen para gastar solamente nueve. La bolsa comenzará a engordar inmediatamente.»

2-Controla tus gastos.

«Lo que cada uno de nosotros llama nuestros gastos necesarios crecerá siempre en proporción a nuestros ingresos.»
«Presupuesten sus gastos para que puedan tener dinero para pagar sus necesidades […] sin gastar mas de nueve decimos de vuestras ganancias.»

3-Haz que tu oro se multiplique.

Poner a trabajar nuestro oro.

4-Protege tu oro.

«Protege tus tesoros de posibles perdidas invirtiendo solamente donde el capital este seguro, donde se pueda reclamar si se desea y donde no fallarás en cobrar un interés justo. Consulta con los hombre sabios.» 

5-Haz de tu morada una inversión provechosa.

Invita a comprar vivienda antes de alquilar beneficiándose de préstamos. Sin duda uno de los puntos más interesantes y debatibles del libro.

6-Asegura ingreso futuro.

«Hacer preparativos para un apropiado ingreso en los días que se avecinan, cuando ya no sea joven, y hacer preparativos para su familia para cuando él ya no este con ellos para confortarlos  y sostenerlos.»
¿Os suena muy actual el debate sobre el futuro de las pensiones y los planes de pensiones ?

7-Aumenta la habilidad para ganar dinero.

«Un logro debe ser precedido de un deseo.»

«Tus deseos deben ser fuertes y definidos.»

«A medida que un hombre se perfecciona en su profesión aumenta su habilidad de ganar.»
Falta a mi juicio un primer dato que sería el del aprendizaje de la profesión para luego mediante la experiencia, llegar a mejorar. ¿Creéis que la formación es poco o nada importante en la inversión? Déjame saber tu opinión.

Aunque en el trabajo tenemos muy interiorizada esta rutina de estudiar para trabajar, en temas de inversión solemos menospreciar la formación.

Capítulo 4. La diosa de la fortuna.

¿Pensáis que la buena suerte no existe o que solo es cosa de ricos ? Arkad nos dice donde se encuentra la buena suerte. 

«La buena suerte se presenta en forma de inversión lucrativa.»
«Cualquier hombre que no se mueve rápido cuando la oportunidad llega, será un gran moroso.»

Capítulo 5. Las cinco leyes del oro.

Cuando se independiza el hijo de Arkad, este le da una tablilla con las cinco leyes del oro.

1- Separa no menos de un décimo de tus ganancias para crear un patrimonio.

2- El oro trabaja si se le encuentra un buen empleo.

3- El oro se invierte bajo el consejo de hombres sabios en su manejo.

4- El oro huye de negocios en los cuales no está familiarizado.

5- El oro huye de ganancias imposibles.

Sin sabiduría el oro se pierde rápidamente pero con sabiduría el oro puede ser conseguido por aquellos que no lo tienen.

Capítulo 6. El prestamista de oro de Babilonia.

Este capítulo cuenta una historia muy interesante sobre Rodán que después de haber ganado una suma importante de dinero trás su último trabajo, se le presenta la inversión del marido de su hermana. 

Su duda entre prestar el dinero o no, le lleva a visitar a un prestamista en busca de consejo ante su dilema.

«El oro trae su poseedor responsabilidades y un cambio de posición con sus semejantes. Trae el temor de una posible pérdida. trae el temor de ser estafado. Trae el sentimiento de poder y habilidad para hacer el bien. Igualmente, trae oportunidades por las cuales sus muy buenas intenciones pueden meter a uno en dificultades.»

Os invito a leer la fábula del buey y del burro que se cuenta en este capítulo y cuya moraleja es «si deseas ayudar a tu amigo, hazlo de una forma que no caiga sobre tí la carga de tu amigo.»

Capítulo 7. Los muros de Babilonia.

Este capítulo invita a la reflexión de la protección del patrimonio haciendo el símil con la protección de los muros de Babilonia.

No podemos permitirnos estar sin una protección adecuada. 

Capítulo 8. El tratante de camellos de Babilonia.

Cuenta el periplo de Dabasir, un tratante de camellos que acosado pro las deudas decide huir. Después de una rocambolesca historia llena de dramas y tribulaciones consigue regresar y devolver el dinero que debía.

«Siendo joven y sin experiencia yo no sabía que el que gasta más de lo que gana, está sembrando los vientos de innecesario desenfreno, del cual es seguro que cosechará  tormentas de dificultades y humillación.» No se puede decir de una forma más clara y elegante.

Capítulo 9. Las tablillas de arcilla de Babilonia.

En este capitulo hay un salto temporal a la actualidad en la que una pareja de arqueólogos/profesores encuentran unas tablillas de la antigua Babilonia. Deciden poner en marcha las enseñanzas de estas tablillas para reducir su deuda.

-Un décimo de todo lo que se gane lo separaré como mío para ahorrarlo.

-Siete décimos de lo que se gana es para el hogar, ropa, comida, gastos y placeres.

-Dos décimos de lo que gane se destina al pago de deudas.

Hay múltiples fórmulas y visiones diferentes de como administrar el dinero, diferenciando partidas y tu serás el encargado de evaluar que método es el que funciona. Este método se basa sin duda a la reducción de deudas.

Capítulo 10. El hombre más afortunado de Babilonia. 

Este capítulo habla del esfuerzo y del trabajo duro.

«Me gustan tus pasteles muchacho, pero más aun me gusta la buena disposición con la cual los ofreces»

Debemos entender que igual o más importante la disposición, el esfuerzo, el sacrificio que va a rodear esa inversión que la inversión en si misma. 
Sin trabajo, solo serás capaz de hacer funcionar juguetes nuevos. Con disposición podrás arreglar juguetes rotos. 

Lo que más me ha gustado

Este es un clásico en los libros de inversiones y me encanta la mezcla que hace entre novela histórica e inversión. Es este el motivo por lo que te lo acabarás sin darte cuenta. Incluso podrías leertelo si no estuvieses interesado en inversión. Es tan ameno y entretenido que debes coger papel y lápiz para que sus enseñanzas no se te escapen.

El libro esta lleno de frases literariamente mágicas. Algunas las he puesto en el post pero quedan muchas otras que deberías descubrir por ti mismo si todavía no has leído el libro.

El Hombre más rico de Babilonia te enseña ahorrar guardando siempre una décima parte de tus ingresos, a pagar deudas con un buen plan de devolución, y a invertir los ahorros con criterio en negocios rentables.

¿Has leído El hombre más rico de Babilonia? ¿Qué te ha parecido? Me encantaría conocer tu opinión.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *