El juego del monopoly

juego de monopoly

Quiero contarte una bonita historia sobre la relación entre el juego del Monopoly y la inversión inmobiliaria.

Hace muchos años

Cuando era pequeño me encantaban los juegos de mesa. Recuerdo como esperábamos ansiosos mi hermano y yo el juego que iban a regalarnos nuestros padres ese año. Podría enumerar muchos, pero los que tenían un toque financiero presentaban un mayor atractivo, Bancarrota, Hotel… etc. Igual tú no lo has vivido si no estás sobre los 40 y es una pena, aunque nunca es tarde.

Sin duda el juego por excelencia que ha traspasado generaciones ha sido el Monopoly y, por si alguien no lo conoce, la mecánica es tan simple como atractiva: comprar calles de una ciudad y construir tu imperio inmobiliario, generar ingresos con otros  jugadores que «deseen» hospedarse en tus casas y hoteles. Todo iba perfecto y tenías el imperio montado cuando en ese momento salía la dichosa tarjeta de «pago de impuestos por casas y hoteles», y es que de la agencia tributaria nadie se escapa, ni siquiera en un juego.

El juego inmobiliario

Quería mostrar este pequeño símil entre la inversión en inmuebles para alquilar y el juego del Monopoly y presentar un poco mi pasión por esta inversión y despertar la tuya.

En la vida real el dinero tiene más valor que los simples billetes del monopoly y hay que hacer unos pocos más de números antes de iniciar una inversión. No existe en mi caso un interés en arruinar al resto de participantes, y el objetivo idílico sería obtener la libertad financiera gracias a los inmuebles. 

Si en el Monopoly los ingresos por cruzar la casilla de salida fuesen los ingresos por nuestro trabajo, conseguir la libertad sería no depender de esos ingresos para seguir invirtiendo, pues con los ingresos que te generan tus calles, casas y hoteles sería suficiente.

Libertad financiera

Hay muchas formas de obtener la libertad financiera y no es mi propósito mostrártelas todas, pues daría para muchos blogs. La obtención de unos ingresos pasivos, que son unos ingresos en los que no es necesario hacer un trabajo activo para conseguirlos, se produce con artículos que son capaces de generar dinero sin atención o con una mínima atención, en piloto automático.

La inversión inmobiliaria es el medio para obtener la libertad financiera y poco a poco dejar de ser dependiente de los ingresos por tu trabajo.  Supongo que esto te suena muy bien y es más que posible que lo hayas escuchado antes ya que hay mucha literatura al respecto. El beneficio está en el rendimiento que se obtiene por el alquiler del inmueble.

Pero ¿Es posible ?

La respuesta es rotundamente si. Hay muchísimos ejemplos de personas que lo han conseguido a través de inmuebles y lo que yo defiendo de este modelo es que está al alcance de todo el mundo, a diferencia de otros métodos más sofisticados en los que hace falta una gran cantidad de dinero o hacer prácticamente una tesis para llegar a entenderlos.

¿Es para mí?

Eso depende de tí. Debes superar tus miedos. Si nunca has hecho inversiones debes ir despacio, recuerda que es una carrera de fondo. Debes tener en cuenta que tendrás  muchas deudas en créditos hipotecarios y esto no deja descansar a todo el mundo por igual. Por el camino vendrán muchas crisis; crisis inmobiliaria del 2008 o la crisis actual del Coronavirus. Sigue con tu trabajo de largo plazo. Recuerda que lo más difícil es empezar.

Si las crisis no te paralizan y estás dispuesto a dedicarle algo de tiempo a esto durante los próximos años, estás en el lugar apropiado y la libertad financiera a través de la inversión en inmuebles si es para tí.

Siguiente paso

Cualquier trabajo, y la inversión inmobiliaria no es diferente, requiere de formación. Si estás decidido a continuar en este mundo, el siguiente paso sería profesionalizarte. Te recomiendo primeramente obtener el máximo de recursos gratis que puedas obtener; vídeos de Youtube, grupos de Facebook, Whassap, Telegram. Internet está repleto de contenido y te será de mucha ayuda. Yo por mi parte aportaré mi granito de arena con este blog si estás dispuesto a seguirme. También tengo presencia en Facebook y Twitter.

Puedes hacer un buen curso y pagar por él. Si le vas a sacar provecho y te va a ayudar a obtener la libertad financiera, merece la pena de verdad. Mira que sea un curso de calidad, completo, práctico y con buenas referencias. 

Lanzarte

Después de formarte el siguiente paso es lanzarte a la compra de tu primer inmueble. En ese punto mucha gente se paraliza por el miedo. El síndrome del eterno estudiante que nunca se ve preparado. Tanto yo como cualquier inversor te podemos dar un último empujón. Escríbeme, pregúntame, dime tus miedos y da el paso. La libertad financiera está más cerca a cada paso.

¿Jugabas al Monopoly de pequeño? me encantaría leer tu comentario.

1 pensamiento sobre “El juego del monopoly”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *