Diario de un inversor 1

Hola a todos/as,

Quiero compartir con vosotros, una pequeña parte de mi historia. Sobre cómo estuve a punto de cometer los mismos errores que cometieron mis padres y mis abuelos. Sobre cómo pisé el freno en el último segundo y cambié drásticamente de rumbo y puse la primera piedra, en busca de mi libertad financiera. Este es mi Diario de un Inversor

Dentro de la carrera de la rata.

Soy Christopher de Madrid. Mi historia es un tanto particular. Soy bastante joven, tengo 28 años y hasta hace 4 meses, estaba a punto de meterme en la carrera de la rata de cabeza.

Por suerte, tanto mi pareja como yo, tenemos trabajos estables y una buena salud financiera.

Esto nos llevó a comprar nuestra primera casa sobre plano, en enero de 2021, con el objetivo de irnos a vivir allí, cuando estuviese construida.

De eso han pasado ya casi 2 años y durante todo este tiempo, aunque estábamos muy ilusionados con la casa, había algo dentro de mi, que me decía que algo estaba haciendo mal.

Lamentablemente, como la mayor parte de los españoles, mi educación financiera era muy baja, tirando a nula.

Mis padres siempre me han enseñado, que hay que tener un trabajo estable, comprarte una casa para vivir, y ahorrar todo lo que puedas por si las cosas se ponen feas en el futuro.

Es cierto, que dentro de lo que cabe, no es una enseñanza del todo mala, peor hubiese sido: “El dinero no es importante, si quieres comprarte un capricho (un coche, unas zapatillas…) y no tienes ahorros, pide un crédito y lo pagas cómodamente”.

Como iba diciendo, yo notaba que algo estaba haciendo mal, pero no sabía que podía ser.

Porque todo el mundo a mi alrededor, no paraba de reforzarme la idea de que estaba tomando buenas decisiones: trabajar en una multinacional 12 horas al día, comprar una casa. Un vez la tenga, tener hijos, comprar un coche grande después y si las cosas me iban bien, mudarme a otra casa más grande.

Ese iba a ser mi futuro para los próximos 30 años.

Hasta ahora, seguramente el 70 – 80% de los lectores, se habrá sentido identificado con mi historia. La carrera de la rata es un mal que mucha gente sufre.

Inicio de un inversor.

Pero aquí viene el cambio drástico de guión. No, yo no empecé a interesarme por la inversión, viendo vídeos de inversión inmobiliaria ni leyendo Padre Rico, Padre Pobre (me lo he leído más tarde y lógicamente se lo recomiendo a todo el mundo).

Empecé a interesarme por la inversión, porque un amigo mío invertía en criptomonedas, estaba sacando unos rendimientos altísimos y yo, como persona cero educada financieramente dije: esta es mi oportunidad de hacerme rico. Estamos hablando de primavera de 2021, Bitcoin en 56K… El resto es historia jaja

Es cierto, que yo por mi forma de ser, antes de invertir, dediqué horas y horas a estudiar e intentar entender las criptomonedas, los fundamentos técnicos de una Blockchain, analizar los diferentes proyectos…. Y a pesar de eso, estoy sustancialmente en pérdidas.

Aquí aprendí, que los activos especulativos y altamente volátiles, no eran lo mío y sobre todo, que no estoy ni cerca de pertenecer al 10% de personas más listas, que realmente ganan dinero haciendo trading con criptomonedas.

Es verdad que esta experiencia, me ha ayudado muchísimo a entender sobre inversiones, a saber lo que es la gestión del riesgo y ver cómo el valor de tus inversiones, puede valer la mitad, de la noche a la mañana y aprender a vivir con ello.

Supongo que la mayoría de las personas en mi situación, saliendo tan escaldadas de su primera inversión, hubiesen preferido volver a su vida segura (trabajo, casa, coche, niños y mascota).

Pero en mi caso, algo había cambiado. Sabía que las criptomonedas y la idea de hacerte rico rápido, no era el camino. Pero tener el dinero en el banco y una hipoteca a 30 años, que se comiese mis ingresos, tampoco.

Empecé a formarme, ya de manera más consistente. Leí: Padre Rico, Padre Pobre; El cuadrante del flujo del dinero e Historias de éxito de Robert Kiyosaki; Piense y hágase rico de Napoleón Hill, Rental Property Investing de Brandon Turner; Los Secretos de la mente millonaria de T. Harv Eke etc.

¿Cómo iniciarse en la inversión inmobiliaria?

También empecé a consumir mucho contenido en Podcast (Carlos Galán y German Jover, sobre todo) y en YouTube (Ury Vice, Pau Antó, José Muñoz, Sergio Iranzo – Invernomics).

En ese momento me di cuenta de que literalmente, llevaba toda mi vida engañado, haciendo las cosas mal.

Ese momento es muy duro de asumir. Sobre todo, cuando siempre te has considerado una persona “relativamente inteligente y con criterio” y te das cuentas de que todo lo que te habían enseñado en el colegio, en casa, con tus amigos, es decir, tu mundo, estaba mal planteado.

Lógicamente, todo esto es un proceso y no me ocurrió de la noche a la mañana. Muchas conversaciones con mi pareja, muchos días de estar preocupado pensando si estaba haciendo las cosas bien…. Hasta que, hace 4 meses (como comentaba al principio del comentario), decidí dejar la teoría y pasar a la práctica.

Pusimos en venta la casa que habíamos comprado sobre plano y aquí me tenéis.

Suena como si hubiese sencillo dar el paso de vender la casa, pero nada más lejos de la realidad. Todavía, a pesar de estar muy convencido de que este es mi camino, no pasa un sólo día en el que no me entren dudas. ¿Habremos hecho bien? ¿Qué pasa si fracaso y perdemos todo el dinero? ¿Qué pasará si esto de la inversión inmobiliaria no es para mi y me canso a los pocos meses?. Y aún así, la ilusión que tengo por empezar este proyecto, es infinita.

En resumidas cuentas, estoy aquí, para dar este paso tan importante en mi vida, asesorado y acompañado por grandes profesionales y espero que también por una comunidad igual de entusiasta que yo, con la que poder compartir experiencias y ayudarnos mutuamente en nuestro camino hacia la libertad financiera.

Conclusión de Diario de un Inversor 1.

Como conclusión, este giro en la forma de entender el mundo, se lo debo en gran parte, a aquellas personas que aportan valor a la sociedad en forma de divulgación en educación financiera.

Se me viene a la cabeza el momento en el que leí El Cuadrante del flujo del dinero de Robert Kiyosaki. Sin querer hacer “spoiler” del libro, uno de los aprendizajes más potentes que saqué fue entender que el primer paso hacia la libertad financiera, es dejar de cambiar tiempo por dinero y sólo hay dos formas de conseguirlo: mediante la inversión o con un negocio escalable.

Y también, sin querer hacer “spoiler” de mi futuro, os adelanto que estoy remando en esa dirección. Continuando la metáfora marinera, apenas acabo de levar anclas y empezar a remar. No sé dónde me llevará este viaje. Lo único que sé, es que pienso disfrutar de cada paso del camino.

Un saludo, 

¿Te ha gustado la entrada de Christopher? Me encanta leer como se ha dado cuenta de que está en La Carrera de la Rata y querer salir de ella, y poner todo su empeño es el primer paso. Debes saber que, si el quiere, va a publicar sus avances en al inversión en comprarparaalquilar ¿Quieres que te avise cuando publique la segunda parte de Diario de un Inversor? Suscríbete al newsletter.

  • Post recientes

Colabora en Comprar para Alquilar

Inversor, Graduado en Psicología, Gerente comercial.
follow me

Empecé a interesarme por la inversión hace relativamente poco tiempo. Mi primera inversión fue en criptomonedas. Supongo que, por mi juventud e inexperiencia, vi en Bitcoin la oportunidad de hacerme rico. Estamos hablando de primavera de 2021, Bitcoin en 56K… El resto es historia…

Aquí aprendí (a base de malas experiencias), que los activos altamente volátiles y especulativos, no eran lo mío, que nadie se hace rico de la noche a la mañana; y sobre todo, que no estoy ni cerca de pertenecer al 10% de personas más inteligentes, que realmente ganan dinero haciendo trading.

Tras esta, como mínimo cuestionable, experiencia inversora. En vez de rendirme, decidí buscar otras formas de inversión y aquí apareció el sector inmobiliario.

Cuando comenté con mi familia y amigos, que mi idea era comprar varios inmuebles, para ponerlos en alquiler, teniendo un sueldo “normal” y un capital moderado; me dijeron textualmente “tienes demasiados pájaros en la cabeza, eso es imposible”. La historia no acaba aquí, porque para rematar la faena, también les dije que mi idea era vivir toda mi vida de alquiler. Después de recibir esta información, poco más y me piden plaza de forma urgente, en un centro de salud mental (a excepción de mi pareja Marta, que siempre confió en mí y si estoy aquí, en gran parte es gracias a ella).

Pero como ya habréis intuido por lo que llevamos de presentación, la resiliencia y la constancia las llevo por bandera. Vendí mi vivienda habitual y decidí apostar por mí. Invertí en formación inmobiliaria y aquí estoy, empezando esta apasionante aventura en busca de la libertad financiera.

4 comentarios en «Diario de un inversor 1»

  1. Por supuesto, waiting next chapter!!!
    Gran idea Oscar y tu. Seguro que mucha gente se verá reflejado (o ya se ha visto reflejada) en tus palabras
    PD: Tengo varias señales indicando que debería leerme el cuadrante, así que de hoy no pasa
    PD2: Último párrafo memorable
    PD3: Veo libro después de todos los capítulos…. 😉

    Responder
  2. Muchas gracias Ana!

    Me alegra que te haya gustado!

    Tus palabras me dan mucha energía para seguir escribiendo capítulos, conforme vaya avanzando mi experiencia inversora 🙂

    Responder
  3. ¡¡¡Claro!!! con ganas de leer la siguiente entrega del diario.

    ¡Ánimo Christopher! Has hecho lo más difícil. Has dado el gran paso de abrir la mente y comenzar a tomar acción.

    Algunos lo hemos hecho con unos cuantos añitos más pero con tu edad tienes todo el tiempo a tu favor.

    Disfruta este nuevo camino y gracias por compartirlo.

    Por cierto Oscar, tengo el libro del cuadrante del dinero en la pila de libros a leer un poco abajo. Me vas a hacer subirlo unos cuantos puestos y ponerlo casi arriba 😊

    Responder
  4. Muchas gracias por tus palabras de ánimo Javier!

    Os iré contando todo mi proceso 🙂 y cualquier recomendación/consejo, es más que bienvenido!

    Responder

Deja un comentario