7 enseñanzas de Vende tu casa y compra tu libertad

Reconozco que tengo una admiración especial por Ana Monmeneu. Su historia me enamoró desde el primer día y tiene todos los ingredientes para que te enamore a tí también si no la conoces.

En esta guía rápida para alcanzar tu independencia financiera encontrarás un repaso exhaustivo de las inversiones que le han permitido obtenerla. No te equivoques; este libro no es un manual de inversión al uso, nace de un diario y es una experiencia personal. Para conseguir la libertad financiera tendrás que adaptarlo a tu situación. El libro es un modo de inspirarte y ver que es posible.

Voy a desgranarte las enseñanzas que te puede dar Vende tu casa y compra tu libertad. Capítulo a capítulo te darás cuenta, no solo de que la libertad financiera es posible, sino de que está al alcance de muchas personas, simplemente haciendo un movimiento inmobiliario aparentemente sencillo, pero muy complejo mentalmente, como es vender tu vivienda habitual.

¿Por qué es una guía rápida ?

Por que el hecho de vender tu vivienda habitual es un acelerador. Es un ingreso de dinero muy fuerte que va a hacer que puedas repetir el proceso de inversión que previamente deberías haber aprendido.

No se si se hizo con esa intención, pero el subtitulo que define el libro más acertádamente en vez de guía rápida para alcanzar tu independencia financiera es, guía para alcanzar tu independencia financiera rápidamente. Hay una diferencia notable.

Fue rápidamente, en apenas año y medio, y a raíz de la pandemia. Fue un proceso de asimilaciones duro, como cuenta en el libro. Una historia, que dos años antes ni rondaba por su cabeza hasta que hizo click.

Capítulo 1 – En que punto estoy.

No se podría entender el libro sin conocer mejor a la autora. Su vida y su curriculum le ha llevado a ser la persona que es. Ella cuenta sus experiencias laborales más destacables y será inevitable que te sientas identificado. Incluso como le cambio la mentalidad el hecho de ser madre. Eso me ha pasado a mí, ya siendo inversor, y el chute de energía que te da para seguir creciendo en la inversión es brutal. Para mi una de las fuerzas naturales más poderosas que te empujan a cumplir objetivos.

Quiero destacar el gen natural que tienen los autónomos y emprendedores en definitiva, que les cuesta encontrar a los trabajadores por cuenta ajena. Es el gen del atrevimiento, de asumir riesgos y de lanzarse a la piscina. Cuando dicen que los autónomos son de otra pasta, es totalmente cierto, en el plano mental al menos.

Capítulo 2 – Revisa tu interior.

Este capítulo, y alguno sucesivo, se centra en potenciar la mentalidad. Se trata de encontrar tu superpoder. En que eres bueno. Potenciar y trabajar ese poder y realizar equipo y sumar gente que asuma tus carencias. De eso se trata. No intentes ser el mejor en todo y no tengas miedo de delegar las partes en las que no seas bueno o simplemente no te apetezcan.

Dentro de la inversión inmobiliaria:

-Si no tienes el atrevimiento para dar el primer paso podrías buscar alguna mentoría. Ana te puede acompañar en ese camino si no es tu superpoder. No tengas miedo en reconocerlo por qué es el primer paso para superarlo y recuerda que todos hemos pasado por eso.

-Podrías buscar el inmueble o delegarlo en un personal shopper si no te gusta o no eres capaz de encontrar oportunidades. Incluso te pueden asegurar una buena negociación y rebajarte el piso, pues tienen mucha experiencia.

-Mi experiencia al enseñar inmuebles a posibles inquilinos no ha sido buena. Conozco gente que se organizan con las visitas como un reloj cada 15 minutos y tiene el filtro de inquilinos muy trabajado. Yo prefiero delegar el enseñar el inmueble esa parte en profesionales que compartan mi visión del alquiler.

-Aunque la gestión del inmueble no debería ser más de una hora al mes/inmueble, puede ser que quieras vivir con cierta despreocupación. Ya no es cuestión de aprender a gestionar las incidencias de forma optima y rápidas o no, sino de saber que detrás hay una empresa que gestiona el inmueble y no te van a llamar. Esa tranquilidad no tiene precio… bueno, si lo tiene y es perfectamente asumible.

Dinero, tiempo y felicidad

En el camino a la felicidad hay una variable que es que fundamental para alcanzarla; es el tiempo. Y aunque es cierto que el dinero no compra la felicidad directamente, si compramos tiempo. En definitiva sí necesitaríamos dinero para ser felices.

¿Cuanto dinero? Según cuenta Ana, basándose en diferentes estudios, a partir de 40.000 euros de ingresos anuales la curva de la felicidad es plana. Incrementar los ingresos no supondría una ganancia de felicidad. Lo que si está claro es que si tus ingresos son escasos y no llegas a fin de mes podrías ser muy infeliz.

Recuerda, no es un dinero para comprar cosas materiales o vivir en un lujo constante, ya que esta es una felicidad efímera, es dinero para comprar tiempo y obtener libertad.

Capítulo 3 – Busca tu libertad financiera.

La independencia financiera tiene cuatro estados.

Esclavitud financiera. Si te quedas sin trabajo lo pierdes todo.

Dependencia financiera. Ya cuentas con un un dinero ahorrado a modo de colchón de emergencia.

Autonomía financiera. Si bien podrías dejar de trabajar y mantener, no podrías tener la vida que deseas.

Libertad financiera. Ingresos pasivos que te permiten dejar el trabajo y vivir de la forma que quieras.

¿En que estado te encuentras? Establece unos objetivos económicos definidos y reales para alcanzar la libertad financiera, y, más importante, dirige tu vida para cumplir tus sueños.

Mentalidad, sueña y camina

Qué importante es tener una mentalidad para invertir con éxito. Más allá de lo que puedas pensar ahora, te anticipo que las historias más alucinantes que he escuchado en el mundo inmobiliario venían de personas muy fuertes mentalmente. Y justo la que se cuenta en este libro es de las más alucinantes que he escuchado/leído en mi vida, para lo que hace falta una mentalidad especial. Este capítulo te ayudará a entrenarla.

Partiendo de grandes sueños y fijándose objetivos pequeños puedes llegar a cumplirlos. Y aqui Ana nos cuenta como lo hizo ella, cuales eran sus sueños más primarios: Alcanzar la libertad financiera y vivir en Bali una temporada con su familia. Y los objetivos… esos pequeños pasitos que cada vez te acercan más a la meta.

Es muy posible que coincidas con el sueño de Ana al menos en la primera parte obtener la libertad financiera, pero no es necesario que tengas el sueño ni definido ni cerrado al 100% para que empieces a caminar. Puede que tu sueño cambie con el tiempo incluso. Es más importante que empieces a dar pequeños pasos que cerrar un objetivo final.

Capítulo 4 – Buscando tu libertad financiera II

Entramos en una parte más práctica en donde se trabajan hábitos financieros básicos como el ahorro. A través de su ejemplo, te propone un cálculo de tu patrimonio para decidir como se puede invertir y lograr la independencia financiera.

Una tabla mágica, que no una promesa, es la que te muestra el cashflow mensual generado en función del dinero invertido. Si después de ver esa tabla no abres los ojos, mal vamos.

Repartir el dinero en diferentes cuentas.

Dividir el dinero en diferentes cuentas bancarias puede ayudar a mucha gente a no pasarse del presupuesto y a ser más efectiva y ordenada. Las diferentes cuentas que propone el libro son:

Ahorro para inversiones. La famosa regla de El hombre más rico de Babilonia, libro imprescindible, de ahorrar al menos un 10% de tu salario para destinarlo a inversiones productivas.

-Crear una cuenta para caprichos a los que destinaríamos no más de un 10%.

Ahorro a largo plazo. Destina parte de tus ingresos (un 10%) al colchón de seguridad.

Formación. Debes tener una hucha para la formación (10% por ejemplo). Aunque te parezca innecesaria, es algo que a la larga te hará crecer en muchos aspectos, incluso más allá de la propia formación pues te abre la mente.

Donativos o regalos. Debemos cultivar la generosidad. Yo por ejemplo soy socio de Greenpeace y WWF. De esta forma ese gasto es obligado todos los meses al estar domiciliado y no se me olvida. Debería rondar entre un 5-10% de los ingresos.

Necesidades básicas. Este porcentaje es el que más va a depender de tu perfil y el que menos se puede juzgar. En algunos casos esta partida supondrá un porcentaje muy elevado, aunque idealmente no debería ser más del 50%. No te preocupes, analiza bien cuales son realmente tus necesidades básicas y verás que con el paso del tiempo supondrá un porcentaje cada vez menor.

Por supuesto, según tu caso, podrás modificar los porcentajes y destinar por ejemplo más al ahorro o a la inversión, según tus necesidades básicas. Es importante dividirlo pues te obligas a no gastar más en ocio de lo estimado, y a gastar más en formación o donativos de lo que podrías desear. Mantener este compromiso te ayudará a alcanzar la libertad financiera.

Capítulo 5 – Invierte.

Diversifica tus inversiones incluso si inviertes en inmobiliario. Según tipología, ubicación y modelo de negocio. Y es que aunque digan que en inmobiliario todo es lo mismo, tienes desde invertir en crowfunding inmobiliario como Urbanitae, Rent to rent, habitaciones y flips, hasta el alquiler más clásico.

Ana nos detalla exactamente cual es su porcentaje en cada tipo de inversión que van desde las criptomonedas, hasta al inversión en inmuebles en alquiler, que supone el peso más importante. Además, da un repaso a diferentes opciones de inversión para que cada uno decida con conocimiento donde mete su dinero.

En este capitulo se trata las diferencias entre deuda mala y buena. Es un concepto muy simple y fácil de entender, pero a mi me sigue pareciendo algo mágico. Con un buen apalancamiento dispararás el ROCE y multiplicarás tus inversiones.

Claves de la inversión inmobiliaria.

El libro destaca 4 claves en la inversión inmobiliaria

Rentabilidad. Para conseguir altas rentabilidades el ticket de compra de la vivienda debe ser bajo.

Apalancamiento. Aprovecharse de los intereses bajos (ya no tan bajos) para financiar la inversión y poner menos dinero de tu bolsillo.

Margen de seguridad. Que la cuota a pagar de hipoteca sea notablemente inferior a los ingresos del alquiler.

Gestión delegada. Opcional pero recomendable cuando desees hacer pasivo el negocio.

Capítulo 6 – Vende tu casa y sigue invirtiendo.

Entramos en la parte más práctica del proceso. Analizando los números de vender tu casa e irse de alquiler para saber cuando va a ser rentable. Es lo que se conoce como arbitraje inmobiliario y el concepto es vivir de alquiler en viviendas poco rentables y comprar (invertir) en viviendas rentables para alquiler. Solo con esta frase tu cabeza debería hacer click.

La primera vez que yo escuché hablar del arbitraje inmobiliario fue a Carlos Galán como bien se hace referencia en el libro. Como casi siempre, son conceptos simples, pero hasta que no lo escuchas no tiene sentido: Tomar ventaja de la diferencia de precio de un mismo producto entre dos mercados. Esto daría para un post pero creo que ya sabes a lo que se refieren Ana y Carlos.

Como parte del diario personal y a modo de nudismo financiero, Ana rompe con el tabú del dinero y nos da todos los números de sus operaciones y con la venta no es diferente. Pasa además por el siguiente paso natural como es la búsqueda de inmueble para alquilar con las siguientes preguntas ¿Donde quiero vivir? ¿Qué alquiler me puedo permitir? ¿Está equilibrada la balanza «precio/emoción»?

Me encanta cuando cuenta la parte de la mudanza y se propone un ejercicio para simplificar la mudanza. Es que una mudanza puede ser también un ejercicio de enseñanza a los niños invitando a deshacerse de objetos materiales que no son necesarios. No nos vamos a quedar siempre con lo malo de hacer una mudanza.

Finalmente se describen donde invierte cada euro de la ganancia por vender la vivienda habitual, para dar ese detonante a la libertad financiera.

Capítulo 7 – Deja tu trabajo, si quieres.

No es fácil dejar el trabajo. Tiene un componente mental enorme y te asaltan todos esos miedos transformados en «y si»: Y si no se alquilan, y si dejan de pagar, y si viene otra pandemia. Y el «y si» más importante; y si tengo que volver al trabajo y no encuentro/no me pagan igual/no tengo las mismas condiciones, máxime cuando tienes toda una unidad familiar detrás.

Deberías responder dos preguntas ¿has logrado los ingresos pasivos suficientes? y ¿Te compensa económicamente el tiempo/esfuerzo que dedicas a tu trabajo? Como en el resto del libro nos cuenta como lo hizo ella. Y de nuevo y para finalizar se insiste en copiar un proceso que le ha llevado a Ana y a su familia a conseguir la independencia financiera y mudarse a Bali no el resultado. Esto quiere decir, que entiendas y aprendas el proceso mental, que entiendas las diferentes formas de inversión, y que en definitiva persigas tus sueños. Mas allá de si quieres dejar de trabajar o no, pues cuando obtienes la libertad financiera, el trabajo es simplemente una opción y no una obligación.

Conclusión de Vende tu casa y compra tu libertad.

Estamos ante un manual práctico para obtener la libertad financiera. Contado en primera persona con nombre y apellido, Ana Monmeneu, y dando realmente todos los datos de las operaciones, la chicha. Si no crees que esto sea posible, el libro te hará cambiar el chip, y si crees que es posible, te dará las pautas para ordenar tus ideas y conseguirlo.

El libro tiene algunos ejercicios prácticos que te ayudarán a dar el paso o al menos a definir tu camino. Tiene multitud de bibliografía para que sigas creciendo, tanto en formato libro como en vídeo o podcast; y un montón QRs con contenidos digitales adicionales gratuitos que creo que son bastantes útiles. No se ha dejado detalle.

Me parece una lectura muy recomendable para este verano en el que, entre nuestros momentos de libertad por las vacaciones, podríamos plantearnos si no seríamos más felices con unas vacaciones que no se acabasen en septiembre. ¿Te apetece leerlo? Te dejo el enlace de Amazon.

¡Feliz verano!

¿Quieres que te avise cuando publique contenido en el blog?. Suscribeté al newsletter.

  • Posts recientes
Oscar Osuna Delgado Administrator

Coordina Comprar para Alquilar

Inversor en inmuebles. Amante del largo plazo. Buscando la IF.
follow me

No he pensado en la inversión de forma sería hasta hace unos 5 años, a pesar de jugar en bolsa desde los 16 años, era solo eso, un juego.

Después de la bolsa, en la que tuve disgustos y alegrías a partes iguales, encontré una parte más amable de la inversión en la compra de inmuebles para alquilar.

Fue una casualidad, al comprar la vivienda con mi pareja Rocío en 2015 y mudarme, que empezamos a alquilar mi piso de soltero y descubrimos este mundo.

En marzo del 2017 compramos otro inmueble para alquilar. En octubre del 2018 otro, 2020…. Y ahora ya no es juego.

——————————————————————————————————–

4 comentarios en «7 enseñanzas de Vende tu casa y compra tu libertad»

  1. Óscar muchas gracias por el resumen tan detallado. La verdad que había visto el libro en Amazon y como no tengo vivienda habitual en propiedad no me llamaba la atención leerlo, pero con tu resumen he visto que el libro habla de cosas muy interesantes y me he animado a leerlo. La verdad que no defrauda, además de la parte espiritual y de autonocimiento que me ha interesado bastante, ¡la historia de Ana es de valientes! Si has leído ya varios libros de libertad financiera y finanzas personales muchas de las cosas que se hablan en el libro ya las conoces, pero aún así hay otras muchas que no u otras perspectivas que no habías pensado, por ejemplo ese 10% para juegos y para ti. Uno piensa siempre en ahorrar para invertir e intentar gastar lo menos posible pero estoy con Ana de que también necesitamos una parte de los ingresos para caprichos sin sentirnos culpables de gastar ese dinero en eso. Enhorabuena a los dos y gracias!!

    Responder
    • Has dado en el clavo… Cualquier libro que te aporte una visión o pensamiento que no tenías antes merece la pena. Es un coste muy bajo y el poder que tienen muy alto. El libro de Ana además trabaja igual de bien la parte mental como la práctica… Creo que está muy bien enfocado.

      Responder
  2. Gracias por el resumen tan bueno que has hecho, me hace plantearme muchas cosas con mi vivienda habitual. Por cierto, enhorabuena por la app! La utilizo muchísimo!

    Responder
    • Gracias Rubén. Pues es la finalidad … El hacer plantearte cosas que antes no se te habían pasado por la cabeza como el vender tu propia vivienda. Luego cada uno que elija la fórmula que quiera pero es muy importante tener todas las opciones.

      Responder

Deja un comentario